TRATAMIENTO DE HERIDAS Y PIE DIABÉTICO

Heridas y Pie Diabetico

Las heridas son la razón más común de las hospitalizaciones para personas con diabetes y/o insuficiencia venosa periferica. Pueden tardar semanas e incluso varios meses en sanar.

Mediante el desbridamiento se elimina la piel y tejidos muertos. Se realiza para poder ver la úlcera del pie.

Otras formas de eliminar el tejido muerto o infectado son:
Sumergir el pie en una piscina de hidromasajes.
Usar una jeringa y catéter para lavar el tejido muerto.
Aplicar apósitos húmedos a secos en el área para retirar tejido muerto.
Aplicar químicos especiales, llamados enzimas, en las úlceras.
Poner gusanos especiales que se comen solo la piel muerta.

Utilizar el calzado adecuado ayuda a evitar la presión en la zona del pie con úlcera para ayudar a acelerar la cicatrización.

El cuidado de la herida incluye mantener un estricto control de nivel de azúcar en la sangre, la úlcera limpia y vendada, caminar menos, y no caminar descalzo.

Para atender la úlcera del pie diabético la intervención es sencilla y con los cuidados adecuados en casa el proceso de sanación es efectivo y rápido.