HERNIA INGUINAL Y HERNIOPLASTIA

¿Que Es Hernia Inguinal y Hernioplastia?

 

Una hernia inguinal es la protrusión de una parte del intestino a través de una abertura en la pared abdominal en la ingle. Este tipo de hernia puede ser congénita o bien, desarrollarse después en cualquier momento.

Por lo general la hernia inguinal luce como una protuberancia indolora en la ingle o en el escroto. El abultamiento suele verse más grande estando de pie y parecer reducirse cuando el paciente está recostado, debido a que el intestino se mueve hacia atrás y hacia delante por el efecto de la gravedad. A veces, una parte del intestino queda aprisionada en el escroto (incarneración), en este caso el suministro de sangre se interrumpe (estrangulación) y la parte del intestino estrangulado se gangrena en unas horas.

Mediante la auscultación el médico diagnostica la hernia inguinal, y en algunas ocasiones es necesario realizar una ecografía o una tomografía computarizada (TC) para confirmar el diagnóstico.

El tratamiento que corrige la hernia inguinal es mediante una cirugía. Las hernias inguinales en mujeres y aquellas que causan síntomas en los hombres se deben operar.

En el caso de hernias estranguladas y encarceladas, se lleva a cabo una intervención quirúrgica de urgencia en la que se saca el intestino del conducto inguinal.

Hay dos tipos de procedimientos con los cuales se reparan las hernias, uno es el procedimiento a cielo abierto es decir; se realiza una incisión de 5 a7 cm en la región inguinal hasta llegar al defecto el cual se introduce hacia la cavidad abdominal y se coloca una malla protésica la cual impide que nuevamente se protruya el contenido intestinal hacia la pared del abdomen.

El segundo procedimiento se lleva a cabo mediante laparoscopia, se realizan 3 incisiones pequeñas en el abdomen por donde se introducen el laparoscopio y los instrumentos posteriormente se identifica el saco herniario y se reduce la hernia, acto seguido se coloca una malla protésica para tapar el defecto y evitar la salida de este hacia la pared abdominal, las ventajas que tiene es que es un procedimiento más anatómico y la recuperación es más rápida y menos molesta.