ENFERMEDAD HEMORROIDAL Y HEMORROIDECTOMÍA

¿Que son las Enfermedad Hemorroidal y Hemorroidectomía ?

Las hemorroides son venas dilatadas en el recto o en el ano causadas por un aumento en la presión de esas venas. Una de las principales causas es el esfuerzo cuando se intenta evacuar, esto puede deberse al estreñimiento o si tiene diarrea. Otras causas son la obesidad, levantar objetos pesados o cualquier otra actividad que cause tensión.

El tipo de hemorroides que tenga la persona, dependerá del lugar donde ocurran.
Las hemorroides internas se encuentran dentro del recto, generalmente no duelen, pero pueden sangrar sin dolor.

Las hemorroides prolapsadas pueden estirarse hasta que se abultan fuera del ano y pueden regresar dentro del recto por si solas. Si no, se les puede empujar suavemente hacia adentro.

Las hemorroides externas involucran las venas fuera del ano y pueden causar comezón o dolor intenso y algunas veces pueden sangrar.

Cuando las hemorroides no dejan de doler por si solas y siguen causando problemas, acudir con un médico es la mejor opción. El especialista puede determinar si la gravedad de las hemorroides amerita una cirugía llamada hemorroidectomía que sirve para extirpar la hemorroide.

En esta intervención quirúrgica de carácter ambulatoria se hacen incisiones en el tejido que rodea la hemorroide. Se ata la vena enferma en el interior de la hemorroide para prevenir el sangrado, y se extrae la hemorroide. Se puede coser la zona quirúrgica para cerrarla o se la puede dejar abierta, en este último caso, se cubre la herida con gasa.

Por lo general, la cirugía cura una hemorroide, sin embargo, el éxito a largo plazo de la cirugía de hemorroides depende en gran medida de lo bien que usted pueda cambiar sus hábitos de evacuación diarios para evitar el estreñimiento y el esfuerzo.

Un porcentaje bajo de pacientes operados vuelven a tener hemorroides después de la cirugía.