COLECISTECTOMÍA

¿Qué es una Colecistolitiasis y Colecistectomia?

Es una enfermedad que consiste en un proceso inflamatorio de la vesícula biliar causado por la presencia de litos, comúnmente llamadas piedras, los cuales  obstruyen el flujo de salida de la bilis hacia el tracto digestivo. Tiene múltiples causas, pero los factores predisponentes son la dieta alta en grasas, la obesidad, los múltiples embarazos; se presenta frecuentemente en mujeres de más de 40 años.

 

Su atención es de suma importancia porque se asocia a complicaciones tales como coledocolitiasis, pancreatitis biliar, fistulas etc., que pueden poner en riesgo la vida y complican de forma preocupante la salud, sin olvidar que aumentan los gastos del tratamiento de las mismas.

 

Los principales síntomas son el  dolor localizado debajo de las costillas derechas, dolor en la boca del estómago que se puede extender hacia la espalda, este se acompaña de náusea y vómito principalmente y se presenta posteriormente al consumo de alimentos con alto contenido de grasas.  El dolor es intenso y por lo general requiere de atención de urgencias. En ocasiones, cuando se presenta ya con complicaciones, se añaden coloración amarilla de la piel llamada ictericia, coloración amarilla de los ojos, orina oscura, evacuaciones blanquecinas, el vómito se vuelve constante y aumenta la intensidad del dolor.

 

El  diagnóstico se realiza mediante la consulta médica donde se realiza una historia clínica  y exploración clínica meticulosa, y se corrobora con un ultrasonido del abdomen, además se solicitan laboratorios necesarios para la evaluación general del paciente.

 

El tratamiento es únicamente quirúrgico  y consta en retirar la vesícula biliar con las piedras en su interior. Actualmente, el procedimiento estándar y más realizado es mediante laparoscopia, el cual consiste en la introducción de instrumentos a través de tres  pequeñas heridas  con los cuales se separa la vesícula biliar  del hígado y se extrae. Todo el procedimiento se realiza bajo visión clara y ampliada mediante unos monitores, lo cual permite realizar un procedimiento muy seguro y una  recuperación rápida y mucho menos dolorosa.

 

Otro método que se utilizaba anteriormente es mediante una herida por debajo de la región costal derecha donde se realizan cortes de tejidos hasta llegar a la cavidad abdominal, al hígado y a la vesícula biliar para posteriormente extirparla.

 

Los procedimientos con mínima invasión mediante laparoscopia tienen  una recuperación más rápida, son cosméticamente más agradables y  reinstalación laboral temprana.

 

La recomendación es que  al presentar dolor en la región costal derecha o haya sospecha de presentar colecistolitiasis, acudir con su cirujano de confianza para que sea valorado y atendido prontamente.