CIRUGÍA DE GLÁNDULAS SUPRARRENALES

Es una operación en la cual se extirpan una o ambas glándulas suprarrenales. Estas glándulas son parte del sistema endocrino y están localizadas exactamente encima de los riñones.

Esta extirpación de las glándulas suprarrenales se puede realizar de dos maneras. El tipo de cirugía que decida realizar el cirujano dependerá del problema que esté siendo tratado.

Puede ser mediante cirugía abierta, en la cual el cirujano hace una incisión quirúrgica grande para extirpar la glándula; en la cirugía laparoscópica se hacen varias incisiones pequeñas.

La cirugía de glándulas suprarrenales es necesaria en casos de detectarse cáncer o un tumor que podría ser cáncer. Uno de los tumores más comunes es un feocromocitoma, que puede causar presión arterial muy alta. Otros trastornos incluyen el síndrome de Cushing, el síndrome de Conn y una masa suprarrenal de causa desconocida.

En cuanto a la hospitalización la mayoría de los casos, el paciente está en casa en 1 a 2 días posteriores a la cirugía. Con la cirugía laparoscópica, al ser de mínima invasión, el paciente tiene una recuperación más rápida.

Los pronósticos para el paciente dependen del tipo de cirugía que se le practicó, ya sea por síndrome de Conn, por el síndrome de Cushing, o por feocromocitoma. Este último caso es el de resultado generalmente muy bueno.